Por: Juan Pablo Alcantar

Que todo candidato a alcalde debe asumir si quiere ganar la confianza de los Tuxpeños…que todos los Tuxpeños debemos exigir a los candidatos.

No es un secreto a voces. La mayoría de los Tuxpeños no están conformes con las personas que se enfilan como probables candidatos a alcaldes en las próximas elecciones. Haría mucho bien que los aspirantes sepan que no gozan del apoyo de la mayoría de los Tuxpeños y que nuestro voto ya no es un cheque en blanco. En 2021 la mayoría de los Tuxpeños votarán por otra persona y no por el ganador. Por lo que el ganador debe saber que no ganará con la preferencia y aceptación de la mayoría de la población. Para muchos será una decisión del menos peor, para otros una elección de acuerdo a sus intereses y para pocos será una elección de acuerdo a sus convicciones. En su gran mayoría la población ya conoce a los enfilados, sabe que no son los candidatos ideales que quisieran ver, ni que pondrán un rumbo solido hacia el futuro que todos quisieran ver. Unos pasan tiempo conociendo las necesidades de la gente y ni un solo minuto aprendiendo a darles solución por lo que llegan al puesto sabiendo todos los problemas y ni una solución. Sin embargo, son los candidatos que tenemos y aun con esas opciones debemos poner las reglas que no importa quien quede de administrador de casi $500 millones de pesos que se manejan en Juárez #20 anualmente. Todo candidato que busque nuestro voto debe publicar su decisión de sumarse a seguir estos compromisos. Los Tuxpeños no debemos votar por ni uno solo que no asuma públicamente estos compromisos.

Mucho bien haríamos los Tuxpeños si condicionamos de forma pública nuestro voto a estos 11 compromisos y nos rehusamos a votar por aquellos que no se comprometan a cumplirlos. Contribuiría a que no importa quien quede, al menos podemos ver algunas mejoras que aunque no representan el 100% del Tuxpan que todos quisieran ver, si simboliza una mejora drástica en el actuar de nuestro sistema de gobierno.

¿Por qué 11 y no 5 o 100? ¿Por qué no una clara agenda a 20 o 30 años que siente las bases y ruta a seguir para lograr una sólida transformación hacia el Tuxpan que queremos? Sencillo: Los enfilados, aunque fuertes en algunas aptitudes, ya traen ideas muy arraigadas de lo que es gobernar y cómo deben manejarse esos casi $500 millones de pesos anuales y lo que quieren ver. Comprometerse a más es mucho sacrificio de sus ya establecidas agendas y no recordarían todo. No son campeones de la democracia, ni los mejores integradores de todos los sectores sociales para garantizar una agenda de largo plazo que sea inclusiva. Juegan a ganar y a que les den los números para apoderarse de una elección, por lo que el convencer e integrar al 100% de la población no es su meta, si no solo juegan a que los números les den el gane y que cada vez esa cifra es menor. Es vital saber que hay dos necesidades: las de la gente y las del ayuntamiento. Para cumplir las necesidades de la población primero se tienen que cumplir las de la alcaldía. Actualmente la institución pública del H. Ayuntamiento es incapaz de cumplir las necesidades de la ciudadanía debido a que el mismo no puede administrar de forma eficiente y efectiva todos los recursos. Sus direcciones son deficientes para cumplir todas sus funciones y muchos de sus operadores no cuentan con las herramientas, recursos o preparación necesaria para poder dar solución a las problemáticas de la ciudad y su gente.

Los perfiles que todos conocemos y que se enfilan como candidatos no cuentan con el respeto y aceptación de la mayoría de la población (solo de su entorno social) como para que una agenda de largo plazo se declare y se respete por todas las corrientes políticas e ideológicas como para ser continuada por los que siguen. Cualquier intento de hacer una despertaría sospechas fuertes de corrupción y conflictos de interés por parte de la oposición o la ciudadanía. Esto haría difícil que los alcaldes que siguen la continúen y rápido la atacarían en campaña y acabarían dejándola donde acaban todos los Planes Municipales de Desarrollo después de ser registrados ante la autoridad competente: guardados en un estante esperando ser enviados al archivo oficial. No es una perspectiva pesimista, si no realista de que nuestra sociedad ya no confía en sus autoridades y donde hoy más que nunca el actuar del gobierno está muy polarizado. Se requiere de nuevos liderazgos para inspirar y líderes sociales bien informados y capaces de desarrollar una agenda de largo plazo que siente la ruta a seguir para lograr el Tuxpan que todos queremos. Triste pero cierto, estos no son esos tiempos.

Regresando al punto de esta nota que es responsabilidad cívica compartir y añadir sus propuestas en los comentarios a manera que el pre candidatos puedan leer y públicamente se comprometan a cumplir a un punto que si no lo hacen votamos por el que les pueda ganar. La elección ya se decide por cerca de 11 mil votos y es muy cerrada por lo que 500 a 1000 Tuxpeños que tomemos este compromiso podemos influir de forma drástica el resultado de la elección. Lo trágico de saber que un alcalde de Tuxpan puede ser elegido con menos del 25% del voto también presenta una gran oportunidad. No se requiere de muchos para influir una elección o el actuar de nuestros gobernantes.

Sí, uno puede mentirnos, hacer el compromiso, ganar y no respetar el compromiso. Los alcaldes llevan haciéndolo años. Pero esta vez ya no regresan una segunda o tercera vez porque el compromiso fue claro y esa será una de las métricas de evaluación cuando regresen. Las métricas ya no son las que ellos den en cada informe de gobierno si no las que ahora ponemos los ciudadanos. Los compromisos ya no son solo los que ellos hacen a solo unos sectores para garantizar su gane, si no los que nosotros ahora exigiremos de ellos. Podrán ganar una vez pero la segunda los estaremos esperando si no cumplen. “Ahora nos cumplen a todos o la gallina de los huevos de oro solo dará un huevo y no más”.

11 COMPROMISOS CIUDADANOS POR TUXPAN

  1. NO PINTAR DE COLORES PARTIDISTAS la ciudad, ni rotular unidades de acuerdo a la identidad de la administración en turno o su partido. Si no de acuerdo al escudo oficial del ayuntamiento con colores neutrales que pueden durar por varias administraciones. (Ahorro en el mediano y largo plazo).
  2. PRESUPUESTO PARTICIPATIVO: Abrir el presupuesto a la sociedad civil para ser analizado por los distintos sectores sociales y sepan cómo va a gastar su gobierno cada año y lo comparen con el reporte anual de gasto público. Permitir foros de discusión y modificación del mismo. Contexto: En los últimos diez años el gasto público del Ayuntamiento en Tuxpan ha duplicado el gasto de nómina y las obligaciones que esto conlleva llegando a ser más del 50% del gasto público anual. Aunado a un aumento en el pago de la deuda adquirida también en los últimos 10 años se ha reducido el presupuesto de obra pública a un 33% de lo que antes era. Por lo tanto, nos cuesta más el aplicar menos dinero. Tener un presupuesto participativo es una necesidad de justicia social para los Tuxpeños quienes ya no podemos depender de la visión o capacidad de una sola persona para establecer el rumbo.
  3. MODIFICACIÓN DE LA ESTRUCTURA ORGANIZACIONAL DEL AYUNTAMIENTO: Empatarla con el modelo del Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (INAFED) o reestructurarla a manera que ofrezca un mayor control y eficiencia donde las áreas que por naturaleza se dedican a planificar estén por encima de las que ejecutan. Donde ciertas áreas deben ser secretarías y otras direcciones deben ser coordinaciones. Evitar la duplicación de funciones y puestos entre áreas. El gobierno solo debe tener la estructura organizacional que su presupuesto pueda mantener de forma efectiva. No puede tratar de hacer milagros con poca gente y poco dinero. Solo el gobierno que podemos pagar y no más.
  4. REVISIÓN, REORDENAMIENTO Y DEPURACIÓN DE PLAZAS: Es un hecho que en los últimos 10 años el gasto en nómina del ayuntamiento se duplicó, esto no solo fue en aumento de sueldos a ciertos puestos sino también en el aumento de nuevas plazas y puestos que obedecen a compromisos de campaña y muy mala administración pública. En algunas áreas hay hasta tres personas para hacer el trabajo que una sola puede hacer mientras que en otras una persona hace el trabajo que corresponde a tres. En otras áreas múltiples procesos pueden ser automatizados, digitalizados, modificados o eliminados para no requerir tantas plazas. En el caso de eliminar las plazas se deben cumplir los procesos de ley y los debidos pagos respetando los derechos laborales de los trabajadores y con el agradecimiento extra por sus años de servicio. Rápido deben integrarse a la bolsa de trabajo para buscar reubicarlos en puestos del sector privado. Esto no significa que sean malas personas, por el contrario muchos de ellos son buenos ciudadanos y funcionarios pero la situación actual hace necesarios los cambios para ser más eficientes en la operación y el gasto público. De hacerse esto en los primeros meses, el costo incurrido en pagos por reducir o fusionar plazas en realidad es un ahorro de mediano plazo. Durante una sola administración esta “movida” garantiza mayor y no menor disponibilidad de recursos para ser aplicados en obras y acciones de beneficio a la sociedad. En otras palabras se hace un gasto el primer año para poder contar con mayores recursos el segundo, tercer y en su caso cuarto año. Por si sola, esta iniciativa puede garantizar más de 60 millones de pesos disponibles cada año para obra pública. Esto equivale a duplicar el gasto en obra pública de 2017 según la Estadística de finanzas públicas municipales del INEGI.
  5. ETIQUETAR PRESUPUESTOS: Es bien sabido que múltiples obras del ayuntamiento a lo largo de los años no reciben el mantenimiento que deben anualmente. A) Es vital revisar y garantizar que ciertas áreas, equipamiento y edificios tengan ya etiquetado los recursos necesarios anualmente para mantener un correcto funcionamiento bajo la premisa de que el mantenimiento preventivo es más barato que el correctivo. Ejemplo: mantenimiento anual de la Unidad Deportiva, Parque Vehicular, Sistemas y Softwares, Equipo de cómputo, Sistema eléctrico, Equipamiento de Bomberos, Policía, Protección Civil, Mobiliario, Servicios Públicos, Parques y Jardines, Edificios para que puedan operar sin problemas y sin tener que estar peleando cada peso necesario para poder hacer su trabajo. Algunos vehículos pasan meses parados sin ser útiles a la ciudadanía esperando la aprobación de gastos necesarios para su mantenimiento. B) Etiquetar el PRESUPUESTO TURISTICO que incluya el financiamiento para actividades que fomenten el turismo y la atención adecuada durante temporada turística. Esto incluye brigadas extras de limpieza, mantener la ciudad limpia y pintada todo el año no nada más en periodo vacacional, sitio web único para promoción turística y campaña de difusión permanente donde las organizaciones relativas al turismo tengan voz y voto de cómo se gasta y que quieren ver en cuanto a estrategias de turismo. Que sepan que el dinero ya está etiquetado desde el presupuesto y que esté quien esté eso es algo intocable y disponible año con año donde pueda evaluarse su impacto, modificarse y dar continuidad a las iniciativas que el sector turismo propone. C) Presupuestos de operación de las distintas dependencias municipales. Hoy en día no hace mucha diferencia si los directores, coordinadores o secretarios de las distintas dependencias municipales son expertos o inexpertos. A excepción de aquellos que cuentan con el oído del alcalde la mayoría de ellos no cuentan con las herramientas, infraestructura ni recursos necesarios para poder hacer bien su trabajo. Es vital empoderar a las distintas dependencias etiquetándoles recursos de operación para poder cumplir con sus funciones básicas de forma efectiva en vez de limitarse por saber que no cuentan con los recursos y que cada paso que dan requiere cabildeo de recursos ya etiquetados para otras funciones. Si queremos que nuestro gobierno municipal funcione en su totalidad requerimos estos elementos básicos. Así el 100% del recurso ya no está disponible al humor diario o ideas espontaneas del alcalde sino que al menos un porcentaje ya está etiquetado para garantizar el correcto funcionamiento del ayuntamiento sin importar quien esté en la silla.
  6. CUMPLIR EL PERIODO COMPLETO: Para el cual buscó ser elegido. Muchos alcaldes saltan de puesto en puesto usando los recursos de uno para fondear su siguiente campaña electoral sin cumplir los tiempos completos para los cuales fue elegido. No se requieren pruebas ni evidencia para probar lo que todos ya sabemos. Por lo mismo si un alcalde tiene intención de ser diputado o senador este debe esperar al siguiente proceso electoral posterior a la culminación de su término como alcalde para apuntarse como candidato y no dejar su puesto de alcalde para ser candidato para otro puesto. Se les elige por un periodo y el periodo completo debe ser cumplido. No podemos seguir tolerando funcionarios de medio tiempo que solo buscan mantenerse en funciones públicas durante años usando un puesto para pagar la campaña al otro sin llegar a ser evaluados de forma debida por su periodo completo en funciones.
  • PUBLICAR UN PLAN CLARO Y REGLAS PARA EL MANEJO DE LA DEUDA MUNICIPAL: Sí, el ayuntamiento está endeudado. Aunque esta deuda es en términos financieros MANEJABLE. La mayoría de la deuda ocurrió en solo una administración y uno de los créditos fue para un fin que no se aplicó. El tema ya no es echar culpas si no ver cómo resolvemos el problema para mejorar nuestra calificación crediticia que nos permita en el momento necesario financiar el desarrollo sostenible a mejores tasas de interés. Los grandes problemas de infraestructura de Tuxpan no pueden ser financiados únicamente con el gasto público. Tan solo en agua potable los recursos necesarios para contar con un servicio óptimo superan los 800 millones de pesos y eso no incluye la cobertura total de agua para toda la población. Falta drenaje, tratamiento de aguas negras, red eléctrica, fibra óptica y pavimentación. El reto es enorme y para financiar el desarrollo sostenible requeriremos mayor sofisticación gubernamental empezando por una mejora interna de la administración pública y un plan claro del manejo de la deuda con mecanismos que hagan difícil la adquisición de una  nueva deuda sin un plan de desarrollo de largo plazo que la justifique.
  • DESARROLLO DE CAPACIDAD INSTITUCIONAL: Fortalecer la capacidad de las instituciones municipales A) Invirtiendo en la capacitación constante y de primer nivel para el personal que en ellas labora. No solo el personal de paso que va y viene con cada administración si no también los que quedan que son los que mantienen la continuidad y ayudan a los nuevos a adaptarse de forma rápida. B) Equipando a las áreas con las herramientas necesarias para poder hacer bien su trabajo.
  • NO PONER SU FOTO, SU NOMBRE, NI ACEPTAR QUE SU NOMBRE SE PONGA EN OBRAS PAGADAS POR EL AYUNTAMIENTO: Los recursos públicos no son para enaltecer figuras públicas. Se hace elegir para servir no para promover su imagen. Evitar el narcisismo en el ejercicio de la función pública. Esto incluye informes de gobierno y programas o iniciativas del mismo. Estas solo deben mencionar: El H. Ayuntamiento de Tuxpan de Rodríguez Cano, Ver. Administración (Año de inicio y de culminación) con solo el escudo oficial del ayuntamiento no el logo de la administración, estos últimos quedan ya eliminados. Se debe poner primero la reputación y el renombre de la oficina no del individuo. Hay que dejar los egos y complejos atrás.
  • La OBRA PÚBLICA INCLUSIVA: debe seguir lineamientos de alta calidad de acuerdo a estándares internacionales. Al día de hoy las rampas para discapacitados y banquetas se siguen haciendo sin cumplir los lineamientos internacionales para personas con discapacidad visual o motriz. Múltiples rampas en banquetas están a alturas donde las sillas de ruedas no pueden subir o bajar a la calle, donde postes de luz o paradas de autobús impiden el paso a discapacitados por no planear la obra pública en conjunto con la red de infraestructura troncal y donde las banquetas no priorizan al peatón y mucho menos a los discapacitados. Deben establecerse ordenamientos de primer nivel para la obra pública inclusiva donde esta se piense alrededor del peatón y  el discapacitado de acuerdo a estándares internacionales. No más banquetas nuevas para una sola persona, no más  banquetas nuevas donde el discapacitado no puede usarlas, donde los postes de luz o las paradas de autobús obligan a tener que usar la calle como camino poniendo en riesgo al peatón y al discapacitado. La obra pública debe planearse de forma integral con estándares altos de calidad, ensanchando banquetas que den prioridad al peatón e incorporando elementos inclusivos para discapacitados y  básicos de infraestructura como superficies permeables para evitar encharcamientos en las aceras, aptas y uniformes para medios de transporte como sillas de ruedas, carriolas, patines y donde las personas con ceguera puedan encontrar su camino, paradas de autobús, rampas, entre otros. Esto significa que tres a cuatro peatones puedan caminar libremente y sin interrupción por cada acera que se inaugura y donde discapacitados puedan subir y bajar de la acera sin problemas y sin daños a su propiedad e integridad física.
  • PARAR EL ALTRUISMO ELECTORAL: Los Tuxpeños no ven bien ya el altruismo electoral que con una mano da a la gente y con la otra se toman la foto para subirla ellos mismos a redes sociales y grupos de política Tuxpeña para que la gente vea lo generosos que son, les den su voto, los consideren aptos para un puesto público o que tienen potencial para movilizar gente. Son otros tiempos, se requiere gente que no sea así de miserable aprovechándose de las necesidades de la gente para promover su imagen. Refleja actitudes muy bajas de un ser miserable que no tiene las mejores intenciones si no que por el contrario está dispuesto a usar la miseria de otros para sus intereses personales. Es vital que la ciudadanía deje de aplaudir estas acciones o justificarlas ya que no es altruismo honesto si a cambio se esperan votos, elogios y beneficios. Que se vayan a dirigir fundaciones pero que no corran para puestos públicos. Por lo mismo es vital detener este tipo de acciones tanto de aspirantes a candidatos como de actuales funcionarios públicos. Deterioran la imagen de lo que es el servicio público y como se debe hacer campaña: Con proyectos y propuestas claras, no con dadivas inspiradas por una falsa generosidad que no reflejan más que un ego alto y malas intenciones.

Cualquier candidato que quiera nuestro voto en 2021 debe publicar que ha leído y se compromete a cumplir al 100% los 11 COMPROMISOS CIUDADANOS POR TUXPAN y que se  sujeta al escrutinio y evaluación de aquellos que dan su respaldo y voto solo a los candidatos que se comprometan a cumplirlos públicamente y en video. Los ciudadanos que estemos de acuerdo con estos 11 compromisos y más, debemos compartir y respaldar públicamente estos compromisos para que los aspirantes a alcaldes y funcionarios públicos vean una sociedad más organizada, que sabe que exigir y como evaluar mejor a sus gobernantes. Entre más ciudadanos lo compartimos, más se ven los aspirantes en la necesidad de tener que comprometerse a los mismos y genera un mayor y claro compromiso a resolver algunas problemáticas que pueden hacer mucha diferencia en el actuar de nuestro gobierno. Recuerden, no necesitamos al 100% de la población para influenciar un cambio pero cada ciudadano comprometido cuenta. No, esto no va a transformar a Tuxpan de la noche a la mañana pero si es un primer paso para tener un mejor gobierno aún a pesar de no tener mejores gobernantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Tu nombre por favor