Lidia López/Poza Rica/ Red Colaborativa de Información

La titular de la Fiscalía General del Estado, Verónica Hernández Gadians, se reunió con integrantes del Colectivo de Búsqueda de personas desaparecidas «María Herrera» a puerta cerrada donde se conoce que se exigiría la entrega de restos humanos de personas identificadas a sus familiares.


Esta reunión se realizó en Casa de Cultura, donde convocaron a madres y esposas de personas desaparecidas que forman parte del colectivo, con presencia de la representante Maricel Torres Melo, ya que había dado a conocer anteriormente que tras ser encontrados restos humanos en el rancho La Gallera, del municipio de Tihuatlán, los servicios periciales de genética identificaron a cinco personas y se estableció que desde diciembre pasado se haría la entrega oficial.


Esta reunión se realizó bajo un hermetismo y cuerpos de seguridad alrededor del inmueble donde arribo la fiscal General, con dos horas de retraso aunque al interior las familias en búsqueda estuvieron acompañadas por la titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Namiko Matzumuto.


De acuerdo con información que había otorgado el. Colectivo María Herrera, está reunión era para la entrega oficial de los restos humanos de quienes fueron identificados desde hace 4 años.


Sin embargo, personal de la Fiscalia Regional con sede en Poza Rica fueron convocados y tras cuatro horas no permitieron el acceso a medios de comunicación ni otorgaron entrevistas las titulares de la FGE y la CEDH, así tampoco les permitieron a las mujeres integrantes del colectivo.


La Fiscal Verónica Hernandez fue la última en salir de Casa de Cultura de Poza Rica, en la colonia aviación Vieja, que para evadir a medios de comunicación salió por la puerta de atrás y su cuerpo de seguridad le acompañó para dirigirse a las nuevas oficinas del distrito de justicia en el ex hotel Santander, en la colonia Obras Sociales, que desde el 1 de febrero están dando servicio las distintas Fiscalias especializadas.