Tuxpan.- En los últimos años los pequeños productores   ganaderos han abandonado la tierra y han emigrado hacia  otras ciudades o estados, debido a  la poca oportunidad de desarrollo y la falta de inversión en los campos.

Justino Mercado Líder de la Asociación Campesina Ejidal, detalló que por desgracia el 25 por ciento de los productores han dejado la tierra, lo cual se refleja en una baja movilidad de ganado en esta región.

“Durante los últimos años hemos observado cómo ha disminuido la movilidad de ganado, tan tolo en el 2017 tuvimos más de 20 mil reses en movimiento, en el 2018 esta cifra disminuyo hasta las 16 mil piezas, esto nos deja una clara disminución en la actividad en los municipios que comprendes desde Papantla hasta Tamiahua”

Esto se ve reflejado en que durante  estos últimos dos años,  os productores han dejado de percibir entre los 30 o 40 millones de pesos por el concepto de compra y venta de ganado en esta región norte del estado.

La mayoría de los productores de ja la tierra  ya que la falta de agua es uno de los motivos principales por las cuales las cosechas  y el ganado no se reproduce de manera correcta, ya que la región en ocasiones soporta hasta 10 meses de estiaje, sin embargo se han presentado proyecto para la creación de preas los cuales no han prosperado.

En esta región se necesitan un estimado de 41 presas, con las cuales se estarían activando sistemas de riesgo, permitiendo así que la producción agrícola pueda mejorar, además de que con ello las pasturas para el ganado  tendrían un mejor desarrollo, lo cual permitiría almacenar  alimento suficiente para el invierno y para el verano. 

Sin embargo cada olla de agua tiene u costo de 220 mil pesos, lo cual es una gran inversión, situación por la cual los productores prefieren buscar otras alternativa que mantenerse en el campo, el cual ya no es redituable.