El programa crédito a la palabra que ha implementado la Secretaría del Agricultura y Desarrollo Rural ( SADER) no es un beneficio para el productor, así lo dio a conocer  Justino Mercado líder de la Asociación Campesina Ejidal Beatriz Paredes.

Explicó que esto se debe a que durante tres años el productor no podrá comercializar el ganado, lo cual tendrá  una sobrepoblación en las parcelas. 

«El programa habla en primera parte de un repoblamiento del hato, nos indican que cada productor tienen derecho a por lo menos 10 vaquillas, esos vientres puede que estén preñados, sin embargo no se pueden comercializar los becerros que nazcan, esos significa que en las 10 hectáreas se tendría una sobrepoblación de hasta 30 vaquillas en 2 años» detalló el representante campesino.

Uno de los mayores problemas sería el alimento y el agua, ya que advirtió Tuxpan es una zona en donde la sequía se prolonga por un periodo de hasta 11 meses y las ollas de agua no son suficientes para el ganado.

Dijo que una de las primeras etapas que podría realizar la SADER  sería mejorar la infraestructura y posteriormente la repoblación, ya que así sería mejor el desarrollo que tendría la ganadería en los próximos años. 

Los productores que ingresen a este programa firman un contrato, dijo, en el cual se aplican sanciones importantes en caso de incumplimiento, en donde una de las cláusulas indica que en caso de demanda tendrían que asistir a los tribunales y juzgados de la ciudad de México.

«Esto es un atropello, ya que están obligando al productor a renunciar casi a los derechos que le corresponden, pero por desgracia muchos lo harán ya que la. necesidad que se tienen en el campo es muy grande y siempre los apoyos son escasos» señaló.