Debido a la falta de condiciones de trato digno y respetuoso, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en Veracruz, aseguró diversos ejemplares de vida silvestre en un rancho ubicado en la localidad Llano Grande, en el municipio de Álamo Temapache, los cuales pertenecen a su vez a dos circos.

Los ejemplares que detectaron los inspectores de Profepa corresponden a un ejemplar de tigresa (Panthera tigris); un oso americano (Ursus americano); tres pericos mejillas amarillas (Amazona autumnalis); un perico atolero (Eupsittula canicularis) y dos monos araña (Ateles geoffroyi).

En la visita de inspección se revisó la autorización como Predio o Instalación que maneja vida silvestre, así como el cumplimiento de lo estipulado en el Programa de Manejo, la legal procedencia de los ejemplares y condiciones de trato digno y respetuoso.

Inspectores de Profepa constataron que los ejemplares contaron con revisiones médicas frecuentes, buena alimentación, sin rasgos de desnutrición, además de la comprobación de la legal procedencia.

Sin embargo, los sitios donde se albergaban no contaban con condiciones de trato digno y respetuoso, ya que a decir de los visitados, el sitio en el que encuentran es un predio familiar ocupado para el descanso de los animales, sin embargo, la instalación es móvil (remolques), lo cual no provee espacios suficientes y adecuados para su permanencia.

Como resultado de lo anterior, la Profepa procedió al aseguramiento precautorio de los ejemplares como medida de seguridad, dejando como depositario al visitado; los ejemplares permanecerán en el sitio mientras la autoridad determine su situación jurídica.