El cambio climático y al no existir una veda que prohíba capturar el atún, empresarios atuneros de Tuxpan, refieren que los últimos meses del año pasado a mayo de 2019, fueron los meses más difíciles en cuanto a la captura de esta especie.

Pese a que el atún es migratorio, al no existir una veda los lanza redes capturan está especie inmoderadamente lo que ha originado que exista baja producción, lo cual ha ocasionado severas afectaciones económicas para los empresarios.

Juan Ramón Ganem, empresario atunero, refirió que buscan que a través de la Cámara de Diputados y Senadores se establezca una veda que prohíba la captura del atún, ya que de no establecerse, esta especie podría reproducirse en menor cantidad.

Además al obtener una baja cantidad de captura del atún, también ha afectado la exportación de la especie al no tener suficiente producto para abastecer el mercado americano, de cien mil kilos que exportaban en años anteriores, ahora solo envían 30 mil kilos de la especie.