* La región amazónica es considerado el pulmón del mundo al producir el 20% de oxígeno que hay en el planeta

* Brasil está experimentando la mayor ola de incendios en los últimos cinco años

Los incendios forestales en la región amazónica no cesan. 16 días consecutivos han pasado desde la primera quema y, en lugar de extinguirse las llamas, pareciera que aumentan y mientras esto ocurre, ninguna entidad de ningún gobierno interviene para detener las llamas, denuncian medios de comunicación de aquel país.

Miles de personas han mostrado su indignación y rechazo a esta tragedia en redes sociales como Twitter a través del hashtag #PrayForAmazonía (recemos por la amazonía).

https://twitter.com/m_venuz/status/1163939769027633154

Con esta etiqueta han subido decenas de fotos que muestran la gravedad de los incendios y que no solamente han afectado las reservas forestales en la región; también cientos de especies animales entre aves, mamíferos, reptiles y hasta comunidades indígenas que viven cerca al lugar donde transcurren los incendios corren un riesgo inminente por el alcance de las llamas. El daño ambiental es inmenso.

La indignación aumenta por dos razones concretas: la primera, el hecho de que en Twitter tengan mayor importancia otras noticias en lugar de la quema masiva de la selva amazónica, y segundo, porque el gobierno de Brasil, encabezado por el presidente Jair Bolsonaro, no se ha pronunciado.

Fotografía de Araquém Alcântara

El mandatario ha recibido fuertes críticas por parte de colectivos ambientalistas desde que, en su campaña presidencial, dio vía libre a una posible tala de árboles en el Amazonas, premisa que le están cobrando usuarios de las redes con estos incendios.

Y es que la deforestación del Amazonas se agravó aún más este mes de julio, donde las alertas señalaron un aumento un 278% en relación con el mismo mes de 2018, coincidiendo con las iniciativas de Bolsonaro para explotar económicamente la zona.

Según el INPE la deforestación pasó de 596,6 kilómetros cuadrados en julio de 2018, a 2.254,8 kilómetros cuadrados en el mismo mes de este año. Desde el jueves, el instituto reflejó 9.507 nuevos fuegos en el bosque.

En lo que va del año, se han registrado 72.843 incendios, en comparación con los 39.759 en el mismo período de 2018. Por este motivo, el pasado 2 de agosto se declaró un estado de emergencia en la zona que se extenderá por 180 días. Los datos son recogidos por el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), que capta datos mensuales a través de un sistema de alertas de alteraciones en la cobertura forestal del Amazonas.

El pasado lunes por la noche Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil, se oscureció a las tres de la tarde, un horario inusual para el anochecer, incluso en los días de fuerte invierno, y el extraño fenómeno divide a especialistas que señalan a la fuerte nebulosidad y a los incendios forestales a miles de kilómetros como los responsables.

Por su parte el director del Programa para Amazonía del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), Ricardo Mello, aseguró que en la región de la Amazonía no existen procesos naturales que provoquen incendios, por lo tando, el incremento es por la acción directa del ser humano.

También la directora de ciencias del Instituto de Investigación Ambiental de la Amazonia (IPAM, por sus siglas en inglés), Ane Alencar, dijo que los incendios se deben al aumento en la deforestación, provocada por granjeros para obtener tierras de cultivo. A esto se le suma la expansión de infraestructura vial y de la frontera agrícola y ganadera, el aumento de cultivos ilícitos y el tráfico de madera. Un negocio de bandas criminales, así como de gobernantes locales y nacionales.

¿Por qué es importante?

La Amazonía, cuyo 60 por ciento está en Brasil, absorbe 1.000 millones de toneladas de dióxido de carbono, pero el pulmón del mundo se está quemando desde hace más de 15 días.

La Amazonía tiene 7,4 millones de km2, es la mayor región de bosque tropical del planeta y alrededor del 60 por ciento se encuentra en Brasil. Su bioma es inigualable y su existencia es vital para los esfuerzos contra el cambio climático. Sin embargo, en estos momentos el llamado pulmón del mundo está envuelto en llamas.

Fotografías tomadas por los satélites de la  NASA-National Aeronautics and Space Administration 

Fuentes diversos medios de comunicación.

Las fotografías de esta nota fueron reemplazadas cinco días después de que se diera a conocer que el Amazonas estaba bajo fuego, con el objetivo de que los lectores tengan la información correcta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Tu nombre por favor