Científicos descubrieron una nueva especie marina en lo más profundo del océano y eligieron su nombre en «homenaje» al plástico que se ha encontrado en su organismo.

Así que lo llamaron Eurythenes plasticus, como una forma de llamar la atención sobre el impacto de la contaminación por plástico que afecta a miles de especies marinas, incluso aquellas que viven siete kilómetros bajo el nivel del mar, como en el caso de esta.

La especie en cuestión es un anfípodo parecido a un camarón de aproximadamente cinco centímetros de largo que fue capturado en la fosa de las Marianas, entre Japón y Filipinas, uno de los lugares más profundos del océano Pacífico.

El hallazgo fue posible gracias al trabajo de un equipo de investigadores de la Universidad de Newcastle (Reino Unido).

Según la investigación, apoyada por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y publicada en la revista científica Zootaxa, el anfípodo estaba contaminado con partículas de plástico tipo PET (polietileno tereftalato), utilizado comúnmente en botellas de agua, ropa y artículos domésticos.

«La especie recién descubierta nos muestra las consecuencias de nuestro manejo inadecuado de los residuos plásticos. Hay especies que aún no conocemos, que habitan en los lugares más profundos y remotos del planeta y ya están contaminadas con este material», dijo Heike Vesper, directora del Programa Marino de WWF Alemania.

«Los plásticos están en el aire que respiramos, en el agua que bebemos y ahora también en los animales que viven lejos de la civilización humana», agregó.

WWF subraya que cada minuto el equivalente a un camión lleno de residuos plásticos es arrojado a los océanos.