Tuxpan.- Con esta temporada de lluvias los alumnos del Jardín de niños  Héctor Domingo Ruiz Carmona, corren el riesgo de electrocutarse, debido a que la escuela se inunda, además de que la instalación eléctrica esta subterránea, lo cual es una amenaza a la seguridad de los niños.

María Isabel González Cruz  directora del plantel explicó que  desde el año 2014 realizan gestiones para cambiar la instalación eléctrica, sin embargo, sus peticiones no han sido escuchadas, ya que a pesar de que hace tres años se rehabilito la instalación, pero se dejó subterránea.

El jardín tiene más de 30 años de haber sido edificado, esto genera que ya la instalación sea obsoleta, hace tres años con la administración de Raúl Ruiz  nos repararon la instalación, pero la dejaron subterránea y ahora al lapso de tres años nuevamente se tienen los problemas de que puertas  y ventanas dan toques, eso es un verdadero riesgo para nuestros niños” explicó la directora. 

Protección Civil realizó un recorrido en la escuela en donde se dio la indicación a la directora que   no se pueden subir la pastilla de energía eléctrica, hasta que  se logre secar cada uno de los registros por donde pasan los cables de  energía eléctrica, por tal situación as clases quedaron suspendidas en este plantel.

Aunado a esto los  docentes y padres de familia deben de lidiar con la inseguridad, ya que en lo que va del periodo escolar esta escuela ha sido saqueada por siete veces.

El día unes la escuela fue robada por séptima ocasión, l en donde los amantes  de lo ajeno sustrajeron bocinas, mobiliario y hasta los ventiladores, dañando puertas y ventanas, el monto se estima en 22 mil pesos, sin embargo, la directora del plantel asegura que las autoridades no han hecho nada al respecto,

“No tenemos alumbrado, lo cual hace que la escuela se quede en penumbras durante la noche, esto ha facilitado que, de agosto del año pasado hasta ahorita, ingresen a la escuela a robar, ya hemos denunciado, pero lamentablemente nadie hace nada para apoyarnos en materia de seguridad, requerimos una barda perimetral, pero tampoco hay recurso para ellos” comentó.

Es así como los padres de familia y alumnos del jardín de niños Héctor Domingo Ruiz Carmona deben batallar con doble problemática, manteniendo en riesgo  más de 100 niños de educación inicial.