Esta madrugada, habitantes de Guadalajara fueron sorprendidos por una fuerte granizada que cubrió las calles de la zona metropolitana y que en algunos puntos alcanzó hasta dos metros de altura.

Poco después de la 01:00 de este domingo, se registró una fuerte tormenta que terminó por convertirse en una granizada en el oriente de Guadalajara y en el municipio de Tlaquepaque que tomó por sorpresa a trabajadores nocturnos o quienes deambulaban por esas zonas.

Viviendas, vialidades y vehículos, sufrieron las consecuencias de la gruesa capa de hielo, en tanto, en redes sociales se difundieron con rapidez las imágenes de la tormenta que cubrió de hielo las calles de Guadalajara.

En algunos puntos, el hielo incluso sepultó a los automóviles, mientras que las tuberías de viviendas y comercios resultaron afectadas por la acumulación de granizo.

Hasta esta mañana aún era visible la gruesa capa de hielo, por su parte, Protección Civil en la entidad dio a conocer que ya trabaja de manera coordinada con autoridades municipales en la remoción del granizo acumulado en las calles en donde se ha empleado maquinaria para apresurar los trabajos.