Derivado del convenio Juntos contra el COVID-19, celebrado entre el sector Salud,  la Asociación Nacional de Hospitales Privados A.C. y el Consorcio Mexicano de Hospitales, con el sector Salud, del 23 de abril al 23 de mayo la población derechohabiente y beneficiaria del Sistema Nacional de Salud pública o social, podrá ser referida para su atención, en caso de que lo requiera, a alguno de los 146 hospitales privados, en 27 entidades de la República.

Los derechohabientes del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), servicios médicos de las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina Armada de México (Semar),  así como de Petróleos Mexicanos (Pemex) e Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), recibirán atención en el segundo nivel, con padecimientos o tratamientos diferentes a COVID-19, como:

  • Parto, embarazo y puerperio.
  • Cesáreas.
  • Enfermedades del apéndice.
  • Hernias.
  • Úlceras gástricas y duodenal complicadas.
  • Endoscopías y
  • Colecistectomías.

La atención se brindará a través de las tres mil 115 camas dispuestas por hospitales privados, con cargo a las instituciones públicas de salud.

Para acceder a este servicio, las y los derechohabientes y usuarios podrán llamar al número telefónico 800 213 2684, donde cada institución brindará orientación.

La Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud) habilitó el número de contacto para que las y los derechohabientes y beneficiarios sean referidos a los hospitales privados. Además, implementó la plataforma: Todos Juntos por México, la cual ayudará a maximizar el uso de los hospitales y camas públicas y privadas ante la emergencia sanitaria causada por el COVID-19.