Naranjos, Ver. – Un grupo de indocumentados que viajaban en la parte trasera de un tráiler estuvieron a punto de morir asfixiados debido a la falta de oxígeno,estos lograron escapar antes de que se suscitara una tragedia. 

Era un grupo de 18 hondureños ilegales que viajaban en la caja de un tráiler de la marca Kenworth kenmex, color azul, con placas de circulación 565-DX-8 del SPF, el conductor de la unidad paso a cargar combustible a la gasolinera ubicada sobre la carretera Tuxpan Tampico, en la colonia Fonapo, en eso los trabajadores comenzaron a escuchar una serie de ruidos extraños al interior de la caja de la unidad. 

En ese momento se percataron que en la parte de arriba del tráiler uno de los indocumentados comenzó a romper con un hacha para poder salir y abrir la caja del tráiler pues el resto de los migrantes ya se estaban asfixiando. 

Debido a esta situación y al sentirse descubierto el conductor de la unidad se dio a la fuga, dejando el tráiler con motor encendido, mientras los indocumentados salían uno a uno, con severos signos de deshidratación.

De manera in mediata arribo personal del Comando de Emergencia Médicas, así como Protección Civil y personal de hospital de la comunidad, quienes brindaron los primeros a auxilios a los indocumentados. 

El grupo de 18 personas se dividió y algunos huyeron con rumbos desconocido, ya que su objetivo es llegar a la frontera con los Estados Unidos, la otra parte del grupo fue trasladada al auditorio municipal en donde se espera que arribe personal de Migración para que serán repatriados a su país de origen.