Tamiahua.- Perdidas millonarias y diversas hectáreas con daños es el resultado de una fuga de chapopote, en la comunidad de Balcazar en el municipio de Tamiahua.

Jorge Hernández Canales, propietario de uno de los ranchos dañados, dio a conocer que desde el 2017 comenzó una fuga de chapo en uno de los ranchos y este se dispersó hasta su parcela dañando las ollas de agua y campos de cultivo.

Durante las tardes el chapopote de petrífica, sin embargo este no deja de manar del suelo.

«Tenemos tres años con esta fuga de chapopote, estamos exigiendo a PEMEX la reparación del daño, nuestras presas están contaminadas, en las parcelas ya no podemos meter ganado, pues las tierras esta perdidas, estamos solicitando a las autoridades que se hagan cargo de este derrame de hidrocarburos».

Las presas u ollas de agua están gravemente contaminadas

Una de las presas afectadas tiene una contención, desde hace tres años cuando pemex comenzó a recuperar el chapo y el aceite, pero al exigirle una reparación de daños, los trabajos de recuperación pararon.

El afectado aseguró que el derrame de hidrocarburo no se ha contenido y hasta el momento PEMEX no ha realizado la reparación de daños y tampoco ha retirado el hidrocarburo de las presas.

El daño ambiental es grave, pero las pérdidas de cultivos son millonarias.

«Solo vienen por dos o tres horas, retiras en chapo del camino y se van, nosotros queremos u a reparación de daños para que PEMEX entre a nuestros predios y limpie, en ocasiones anteriores solo dejaron un tronco y se fueron, pero el Chapo continúa mandando y queremos que PEMEX debuta solución permanente a este problema».

En Total son dos ranchos que sufrieron pérdidas en sus cultivos, además de ollas que agua que resultaron contaminadas por esta fuga de hidrocarburo, la cual no ha podido ser controlada en tres años.