Poza  Rica.-Integrantes de la extinta Policía Intermunicipal comenzaron con una huelga de hambre para exigir al gobierno del estado y al ayuntamiento de Poza Rica, el pago de pensiones y seguros de vida, que  les adeudan desde el primero de julio del 2015, cuando se desintegró  este cuerpo de seguridad.  

Además, los afectados realizaron el cierre de algunas avenidas, pues afirman que cada día sus condiciones de vida y de salud son precarias y desde el 2015 que fueron despedidos por el entonces secretario de Gobierno Flavino Ríos Alvarado, nadie les ha dado una solución a las peticiones de pago de finiquitos que por ley les corresponden.

Con amputaciones, desempleados, sin seguro de vida y con enfermedades derivadas de la actividad que realizaban, así es como se encuentran los   ex elementos de la Policía Intermunicipal Poza Rica, Tihuatlán y Coatzintla a 4 años de que  esta corporación fuera desintegrada. 

Los afectados a firman que en el 2015 fueron despedidos por supuestos nexos con el crimen organizado sin embargo nunca se comprobó nada, pero aseguran fueron violentados sus derechos por parte de  las autoridades, ya que a pesar de tener mas de 20 años en la corporación no recibieron el pago de pensiones, liquidaciones y ningún otro finiquito que por ley les correspondía. 

Los afectados  tienen mas de tres años solicitando al gobierno del estado el pago de sus liquidaciones, otros mas que intentaron  integrarse a la Policía estatal y Fuerza civil aseguran que en los entrenamientos resultaron afectados lo cual les genero amputaciones de extremidades, sin embargo, y a pesar de que esto fue dentro de los entrenamientos, no recibieron atención medica y solo optaron por desertar. 

Inclusive algunos  ex trabajadores de la intermunicipal se han suicidado ya que quedaron completamente en el abandono y ni siquiera pueden conseguir un empleo, ya que fueron señalados e involucrados que formaban parte de la delincuencia organizada, cosa que nunca pudieron comprobar las autoridades Estatales  y federales. 

Afirman que   las autoridades estatales  tienen conocimiento de esta situación que se vive desde hace 4 años en poza rica, cuando el primero de julio del 2015 fueron despedidos de forma arbitraria, sien embargo la respuesta de apoyo ha sido nula.

Mientras tanto los expolicías tienen que buscar la manera de conseguir un empleo ya que la edad y el estar boletinados por parte de la SSP les impide ser contratados por mucho tiempo en diversos empleos, lo cual los condena a vivir en  condiciones se pobreza con sus familias.