Acayucan, Ver.

Un menor de 13 años, quien recibió un balazo en la cabeza de manera accidental murió luego de ser ingresado con un balazo en la cabeza al hospital de Acayucan estos hechos ocurrieron en el poblado Dehesa.

Andrés Ramírez Jiménez, perdió la vida después de ingresar al hospital de Oluta donde los médicos hicieron lo posible por reanimarlo.

El reporte de las corporaciones de rescate señaló que el menor jugaba con el arma de fuego junto a otros primos y por accidente accionaron la pistola y lo lesionaron de un balazo en la cabeza.

Los hechos ocurrieron en la localidad de Dehesa donde personal de Protección Civil le brindaron los primeros auxilios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Tu nombre por favor