Tras el paso de la tormenta tropical Fernand por el estado de Nuevo León, la presa La Boca registró un lleno del 100%, la noche del miércoles 4 de septiembre, se tuvieron que abrir dos compuertas y así evitar un colapso.

La mañana del jueves la presa ubicada en Santiago, Nuevo León, amaneció con una gruesa capa de desechos entre los que se encontraban troncos, ramas, plásticos y todo tipo de basura que fue arrastrada tras las fuertes lluvias.

Venta de Pulseras al interior de Restaurante El Hostal de Pepe, al interior del Hotel May Palace

De acuerdo con las autoridades de protección civil estatal, las lluvias provocadas por Fernand aumentaron entre 40 y 80% los niveles de los ríos, cañadas y arroyos que desembocan en la presa, por lo que toneladas de basura quedaron acumuladas en la misma.

Debido a la cantidad de agua que cayó por las lluvias, las compuertas de la presa tuvieron que ser abiertas aproximadamente a las 23:00 horas del  miércoles, mientras que los ríos continuaban aumentando el caudal.

De acuerdo con el Patronato Presa La Boca, después de 10 horas de desfogue las compuertas fueron cerradas  la mañana del jueves para evitar un desbordamiento.

El agua excedente se envió rumbo a la Presa El Cuchillo.