Pánuco, Ver – Una persona del sexo masculino que fue detenida por elementos de la Fuerza Civil la noche del domingo, termino en la sala de urgencias del Hospital General Dr. Manuel I. Ávila, como consecuencia de los golpes que recibió, al grado de fracturarlenuna pierna.


A manera de denuncia pública, Javier Vicencio Cruz, de 29 años de edad, con domicilio en esta ciudad, da a conocer que el domingo 18 del presente mes, él se dirigía a bordo de una motocicleta a casa de unos familiares ubicada en la calle Manuel Azueta de la colonia Carranza, observando que cerca de la vivienda se encontraba una patrulla de la Fuerza Civil, los cuales les hicieron una seña.


Sin embargo, debido a que el domicilio de sus familiares quedaba unos metros antes del sitio en el que estaba estacionada la patrulla, él se introdujo al patio de la casa de sus tíos, lo que provocó que los policías se metieran a la casa-habitación, y con lujo de violencia lo sacarán de la propiedad para subirlo a la patrulla, sin haber cometido alguna faltando ilícito.


Al llegar a la comandancia lo golpearon en reiteradas ocasiones, al grado de provocarle una fractura en la pierna izquierda a la altura del tobillo en medio de palabras altisonantes, a pesar que señala el agraviado, en reiteradas ocasiones les pidió que pararan, lo que no fue posible.


Fue hasta el día lunes cerca del mediodía, que al observar los elementos policiacos, la inflamación de la extremidad, solicitaron la presencia de Paramedicos de la Cruz Roja que lo trasladaron al Hospital, debido a que tenía fracturada la pierna, y fue en ese momento que los elementos policiacos le hicieron entrega de sus pertenencias, indicándole que ya estaba en libertad.


Es por ello, que de manera pública solicita la intervención de alguna autoridad, ya que indica, intentó formalizar su queja en Derechos Humanos por el abuso que fue objeto, pero al no existir oficinas en Pánuco, no pudo llevarla a cabo.