De acuerdo al estudio realizado por la Universidad de Oxford coordinadamente con la Sociedad de Investigación del Sueño, encontró que el punto más bajo de descanso lo alcanzan los padres los primeros tres meses luego del nacimiento de su bebe.

Por si fuera poco, también encontró que incluso seis años después, los padres todavía no recuperan el sueño por completo, si bien dicen que una vez que te conviertes en madre nunca vuelvas a dormir igual.

Además, las mujeres experimentan una reducción promedio del sueño de hasta 62 minutos por noche, mientras los hombres solo pierden 13 minutos.

Siendo la lactancia materna uno de los principales factores en la diferencia de sueño entre los padres.

Luego de los seis años las madres siguen durmiendo 20 minutos menos y los papas solamente 15 minutos, en comparación a cuando no había llegado el bebe.

Según el Departamento de Psicología de la Universidad de Warwick, aunque tener hijos es un motivo importante de alegría, también es posible que el exceso de responsabilidades interfiera en tener periodos más cortos de sueño, lo que influye en la disminución de la calidad del sueño hasta por seis años.

Aunado a esto un estudio realizado por la Universidad de Salford arrojó como resultado que una mujer necesita más tiempo para superar los cambios físicos, mentales y emocionales que se acarrean durante el embarazo y el parto.

En base a estas investigaciones se determinó que, las mujeres tardan de 9 a 12 meses para recobrar el nivel físico y mental que tenían antes de dar a luz.

Con información de Marie Claire

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Tu nombre por favor