Información y Fotografías de Bernabé Vallejo Olvera
PAPANTLA, VER.- De nueva cuenta, la irresponsabilidad por parte del personal encargado de la paraestatal Petróleos Mexicanos así como la negligencia de las empresas contratadas para dar mantenimiento a sus instalaciones, ocasionaron otro fuerte derrame de hidrocarburos y gases, afectando tanto habitantes como terrenos en la comunidad de Emiliano Zapata, perteneciente a este municipio papanteco.

El derrame, ocurrió en un tramo carretera estatal entre las localidades de Emiliano Zapata a Vista Hermosa de Anaya en el kilómetro 1 de estos núcleos poblacionales.


Las afectaciones, se suscitaron en el Pozo 35 de PEMEX, dónde la empresa «responsable» de su mantenimiento es OLOREY que en varias ocasiones, ha sigo señalada de ser una empresa negligente por los continuos derrames y afectaciones que ocasiona en diversos puntos del municipio papanteco.


Está nueva contingencia ambiental, ocurrió cuando en maniobras de recuperación de hidrocarburos, fue colocado un tanque contenedor de 5 metros de altura con capacidad de 50 mil litros, pero al no prever; el cambio de la presión emitida por dicho pozo, género un daño en un flotador de corte para el suministro y control del fluido


Ocasionando, que se derramarán miles de litros de combustibles, siendo aproximadamente unos 30 mil litros, que se regaron tanto en la plataforma como un terreno aledaño.


Siendo notificadas las autoridades correspondientes, acudiendo para verificar esta contingencia, personal de Política Regional, Protección Civil Municipal y Estatal, preventivos municipales y estatales, Guardia Nacional así como vecinos y personal de la paraestatal a travéz del departamento de PEMEX EXPLORACIÓN y PRODUCCIÓN.


Debido a la contingencia, se tuvo la necesidad de contar con equipo especializado tipo vactor para iniciar las primeras tareas de contingencia, pero esto no contuvo la molestia por parte de los vecinos de las comunidades afectadas, asegurando que debido a las condiciones climáticas, las lluvias de las últimas horas, generaron escurrimientos de dichos hidrocarburos hacia sus cultivos, localizados en las inmediaciones de dicho derrame.