Tuxpan, Ver.- En tragedia terminó una tarde de diversión  para un
niño de apenas dos años de edad, que lamentablemente murió luego de caer a una
pequeña alberca.

A pesar de ser trasladado con vida a un nosocomio privado nada pudieron hacer
los médicos, para devolver la vida al pequeño.

Los hechos se registraron la Colonia Rafael Hernández Ochoa, en donde de acuerdo a los primeros reportes policiacos, los familiares al percatarse que el menor había caído a la alberca y estaba inconsciente, lo trasladaron a la Policlínica, en donde momentos más tarde el menor falleció.

El niño de dos años fue identificado como N.A.C., quien a pesar de los esfuerzos por médicos especialistas del hospital antes mencionado nada pudieron hacer por el pequeñito, debido a la cantidad de agua que ingirió.

A las instalaciones de la Policlínica arribo personal de la Unidad
Integral de Justicia, para comenzar con las primeras investigaciones, además de
que el cuerpo del niño fue trasladado al Servicio Médico Forense en donde
se le practicará la necropsia de ley para determinar las causas verdaderas
sobre la muerte del niño.

Es importante mencionar que tanto los padres y familiares del niño, así como
los médicos que   los atendieron, serán llamados a declarar, para
esclarecer la muerte de este niño de tan solo dos años de edad.