Tuxpan.- Las tomas clandestinas de agua potable han generado que la Comisión de Agua del Estado de Veracruz (CAEV) deje de percibir una importante cantidad de recursos, puesto que son más de mil usuarios los cuales no realizan el pago del suministro.

El jefe de la oficina Operadora de la CAEV en Tuxpan, jorge Alberto Vargas Chabelo, explicó que se estima que más de 4 mil ciudadanos están conectados de manera irregular.

De acuerdo con los datos proporcionados por la propia CAEV, serían 4 mil 700 tomas clandestinas e igual número de usuarios que dejan de pagar un consumo estimado de 150 pesos mensuales, lo cual representa un pérdida mensual superior a los 700 mil pesos, esto al año representaría un estimado a 8 millones de pesos.

Los fraccionamientos y las colonias alejadas de la zona urbana es donde se tienen los mayores problemas de robo de agua potable, además de que esto genera daños a las tuberías de la CAEV ya que son perforadas y en ocasiones se generan enormes fugas afectando el suministro a los hogares.

Ante esto el jefe de la oficina operadora de la CAEV afirmó que es importante detectar y clausurar estas tomas clandestinas, pues con este presupuesto se podrían realizar obras de vital importancia para mejorar el suministro de agua potable en todo el municipio.

Finalmente el titular de la CAEV explicó que hasta el momento no se aplican sanciones mayores a quienes detectan con una toma clandestina de agua potable.