En Protesta a las agresiones a periodistas y por la inadecuada aplicación de la ley de Comunicación Social, Francisco Vargas Perales, Delegado del Club de Periodistas de México con sede en Tuxpan, se manifestó colocándose una cadena en uno de los pilotes de los bajos del ayuntamiento de este municipio.

 “Estoy encadenado y en una huelga de hambre, porque ayer en la tarde fue agredido un compañero reportero en el panteón Jardín por el personal adscrito en ese departamento de panteones, no podemos permitir que nuestros compañeros que están siendo agredidos, porque si no protestamos hoy por esa agresión física y verbal que sufrió el compañero, mañana nos van a matar a uno de los nuestros por eso estoy aquí”

Tras lo anterior, se esperaba el arribó del alcalde Juan Antonio Aguilar Mancha, pero al estar fuera de la ciudad por actividades laborales, llegó el director de Comunicación Social, Andrés Loya y fue él con quien sostuvo el dialogó.

Sin embargo, Vargas Perales, manifestó que desde que llegó el director de Comunicación Social se ha aplicado una “ley mordaza” al evitar que los funcionarios públicos den entrevistas a los medios de comunicación.

 “el director de comunicación dice muchas cosas y poco se le entiende, lo único que sabemos nosotros es que desde que él llegó se ha aplicado una ley mordaza, ya los funcionarios y directores de área no pueden hacer declaraciones, todo quieren que se reciba por la dirección de Comunicación Social y eso en ningún gobierno de ningún nivel existe”

La tarde de este lunes fue agredido el reportero Samuel Hernández Reyes, director del medio Tuxpan Informativo. Quien trataba de denunciar la falta del director de área en horas de trabajo y el nepotismo, ya que los empleados que se tienen son  esposa y hermano del director de panteones. 

El comunicador explicó que asistió al panteón Jardín a buscar una entrevista con el Director de Panteones, pero este no se encontraba en la oficina, ante estos hechos comenzó a evidenciar la falta del director en horas de trabajo y el nepotismo en esta oficina.

Esta situación generó molestia a María Guadalupe Sánchez Cruz, quien es esposa de director del panteón Jardín,  y junto con Reina Clotilde Núñez Pérez, comenzaron a agredir al comunicador.

Acto seguido las dos mujeres llamaron a Juan Fred Loya Cruz quien junto con Raúl Sánchez Cruz, hermano  del director del panteón comenzaron a agredirlo físicamente con golpes en los brazos y posteriormente le tiraron el celular.

Durante la tarde de este martes trascendió que el día miércoles  el alcalde atenderá a los representantes de los medios de comunicación para dar una solución inmediata a la agresión en contra del reportero y para dialogar sobre la «ley mordaza».