CIUDAD DE MÉXICO.

A partir de este jueves 1 de agosto, los tatuajes no serán un impedimento para ingresar al Ejército y la Fuerza Aérea, al entrar en vigor la reforma a los artículos 21 y 42 del Reglamento de Reclutamiento de Personal para estas dos instituciones.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) las reformas y adiciones a ese articulado, que permiten el uso de tatuajes, pero con ciertas características.

De esta forma, los aspirantes a ingresar al Ejército y Fuerza Aérea podrán tener tatuajes que no queden visibles con el uso del uniforme, y que tengan una dimensión máxima de diez por diez centímetros.

Las imágenes no deberán ser ofensivas a la moral o harán apología a la violencia.

El artículo 21 del reglamento establece que, en caso de tener más de un tatuaje, estos no deberán de ser mayores al 10 por ciento de la superficie del cuerpo.

En el caso de las perforaciones, éstas quedan prohibidas a los aspirantes, en cualquier parte del cuerpo y, para las mujeres, sólo se permiten los normales en las orejas.

Será causa de baja presentar tatuajes que no se ajusten a las especificaciones anteriores o perforaciones corporales fuera de las permitidas al personal femenino.