Ayer en la calle Faja de Oro frente al Instituto Mexicano del Seguro Social, se armó tal desacuerdo entre conductores que tuvo que interceder los policías, elementos de marina y tránsito municipal.

Los hechos se suscitaron cerca de las tres y media de la tarde cuando al decir de testigos un autobús de pasajeros de la ruta Seguro –UV se detuvo frente a la clínica a recoger a personas, topándose de frente con vehículo conducido por una de las residentes de la colonia petrolera.

Y es que debido a que las personas insisten en estacionarse en frente a la institución médica donde existen letreros que señalan está prohibido realizar ese tipo de acciones, solo queda un camino para que transiten los vehículos en dos sentidos.

Al toparse con el autobús, la señora indicó que ella retrocedería pues iba en el carril correcto, mientras que el conductor de autobús señaló que el tampoco daría marcha atrás. Al no llegar a un acuerdo la señora se bajó de su vehículo dejándolo a detenido en la misma posición hasta que llegaron las autoridades para resolver el asunto.

Y es que a pesar de que existen señalamientos de no estacionarse, automovilistas sin escrúpulos dejan sus unidades estacionados por horas.

Lo grave es que esta situación que lejos está de que alguien le ponga una solución podría desencadenar alguna cuestión de riesgo para los pacientes y usuarios del IMSS puesto que un escenario de emergencia la entrada y las salidas están bloqueadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Tu nombre por favor