Maki Esther Ortiz, presidenta municipal de Reynosa, Tamaulipas, propuso gravar con un impuesto de 5 por ciento a los ingresos de taqueros, eloteros y otras personas dedicadas a “actividades empresariales” informales.

En el foro de parlamento abierto para el análisis del Paquete Económico 2020 organizado por la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, la alcaldesa panista detalló:

Queremos que se establezca una ley sobre los establecimientos informales; nadie como nosotros conocemos a los informales, los tenemos en un censo, todos los taqueros, todos los eloteros, toda esa gente que no paga impuestos y que debería tener una tasa para pago de impuestos”.

Dijo que con esa recaudación se conformaría un “fondo a la informalidad” para ser distribuido entre los municipios que aporten sus censos de contribuyentes.

El impuesto a la informalidad se aplicaría con una tasa de 5 por ciento a los ingresos de las personas físicas dedicadas a actividades empresariales, cuyos ingresos no superan los 2 millones de pesos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Tu nombre por favor