Hace cinco años que concluyó la carretera México – Tuxpan y el año pasado se inauguró la ampliación del Arco Norte en el tramo Jilotepec-Atlacomulco, ambas vialidades fueron diseñadas para conectar a los estados del occidente con el Golfo de México y con la zona centro del país para impulsar crecimiento económico y mejorar la movilidad en México.

Hoy, aquellas inversiones puestas sobre el asfalto serán de mayor provecho con tres grandes proyectos energéticos que se gestan en Tuxpan, Veracruz y que abrirán nuevas oportunidades para autotransporte de carga y de combustibles.

“El autotransporte va a entrar de lleno cuando ya empiece a jalar en los muelles y desde luego las zonas de almacenamiento serán una gran oportunidad para el movimiento de fulles y sencillos, que irán Tuxpan hacia el Bajío con gasolina, diésel y turbosina”, dijo Marcial Guzmán, Director de la Administración Portuaria Integral (API) Tuxpan.

En el marco del Midstream Forum 2019, organizado por Grupo T21 y Energy21, el directivo comentó que se trata de tres terminales de almacenamiento en vías de desarrollo que elevarán la actividad del autoransporte de hidrocarburos en la región, de las cuales, la primera operará en noviembre próximo y las otras en los siguientes entre 2020 y 2021.

Durante el panel denominado Infraestructura y transporte de Hidrocarburos, el directivo expuso que la Terminal Itzoli proyecta un movimiento de 115 fulles diarios con capacidad de 62 mil litros en 2020 y 192 en 2021; Tuxpan Port Terminal operará con 270 camiones doble remolque al día; y Terminales Marítimas Transunisa moverá 115 unidades.

Al respecto, Pablo Gálvez, Director de Dliver Logistics comentó que “vemos en Tuxpan oportunidad para el movimiento a través de autotransporte. Como se mencionó, se trata de una distancia menor a 400 km lo que hace el transporte sea por ducto, mientras que la segunda opción es de autotransporte. Con toda la inversión que está en las terminales se ve un mercado alto potencial para transportar hacia el centro del país, Bajío y el mercado de Ciudad de México”.

Aunque los nuevos proyectos incrementarán el abastecimiento hacia al centro del país, Pablo Gálvez comentó que además de considerar el desafío que representa entrar con unidades grandes en zonas urbanas, el sector también tendrá que competir con el transporte que realiza Petróleos Mexicanos (Pemex) de manera local en en su terminal de la Ciudad de México.

Respecto a la infraestructura, el Director de la API Tuxpan comentó que «estamos listos para recibir al autotransporte», aunque reconoció que cuando la Terminal Itzoli comience a operar habrá en un inicio presión en la carretera México-Tuxpan hasta el Arco Norte, pero esta carga de vehículos desaparecerá cuando el ducto que conecta con Tula comience a operar. «Pero el autotransporte seguirá operando y no sólo para llevar combustibles, también en carga general, API Tuxpan sigue creciendo

información de T21MX