Alrededor de 500 personas entre ellas migrantes y activistas, este sábado quemaron efigies de los presidentes de México y de Estados Unidos, Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump, frente a la estación migratoria Siglo XXIen Tapachula, estado suroriental de Chiapas.

En medio de la aglomeración migrantes principalmente africanos que llevan varios días en ese lugar esperando ser atendidos por el Instituto Nacional de Migración y obtener un salvoconducto para cruzar el país hacia Estados Unidos, se realizó una manifestación en defensa de los viajeros.

El cubano Denis Hernández se manifestó cargando una enorme cruz de madera sobre sus hombros y pidió que se agilice el trámite para obtener el salvoconducto para continuar su recorrido.

Con información de, Sin Embargo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Tu nombre por favor