Agencias 

Durango.- Dos jóvenes de San Juan del Río, Durango quemaron a una lechuza viva por señalarla como una “bruja”.

A través de videos que circulan en las redes sociales se observa a un hombre agarrar de sus alas al ave y aventarla hacia una fogata, segundos después el ave intenta huir de las llamas pero los hombres la regresan a las mismas.

En el video de aproximadamente 18 segundos se escucha al hombre que sostiene la cámara gritar “aquí vamos a quemar a una pinche bruja maldita, quémala a la perra maldita”.

El usuario que subió el video a su cuenta de Twitter explicó que el video tenía una duración más larga, sin embargo, dijo, “no quise subir todo porque me dolió”.

Decenas de usuarios en esa red social han reaccionado ante impactante escena de los jóvenes de Durango. Hasta el momento se desconoce si la policía de esa entidad o la Fiscalía General de ese estado ha investigado y/o detenido a los responsables de tales hechos.

En años pasados, pobladores de diferentes partes del país han cometido agresiones contra muchas especies de aves, confundiéndolas como “brujas” o relacionándolas a magia negra o brujería.

El 4 de agosto del 2014, mujeres de la comunidad de La Campana, Durango, le quemaron las alas a una lechuza por creer que se trataba de una bruja.

El video se titula “Lechuza que gente de Durango cree que es bruja” y se puede escuchar cómo el animal grazna por las heridas que le ocasionaron. Asimismo se escuchan voces de varias mujeres quienes no son identificadas y le preguntan repetidamante “¿Quién eres?”.

Una de las mujeres le cuenta a la otra que el animal “a la una de la mañana como que me chiflaba, pero como enojada” y posteriormente le pregunta al ave “¿Quién eres?” y se escuchan risas.

“Anteriormente siempre venía una y se me paraba a la una o tres de la mañana en frente de mi ventana”, relata otra mujer en el video mientras el animal continúa emitiendo sonidos dentro de la jaula.

“Y yo leía la Biblia y me ponía a leerla bien recio, bien recio”, continúa una de las mujeres.

En la grabación se muestra a la lechuza sin poder mover sus alas y finaliza con las mismas preguntas de las mujeres que le preguntan quién es al animal.