“No te voy a construir una capillita, te voy a construir la réplica de la catedral de Tuxpan” dijo el señor Castellanos a su esposa Rosa Irene y así fue como hace 28 años se edificó una réplica en miniatura en el Libramiento Adolfo López Mateos.

La primera réplica de la Catedral quedó guardada en los archivos de Google Maps.

Doña Irene recuerda que, cuando llego a vivir en la zona del Libramiento hace 39 años, muchos de los terrenos de su alrededor aún era monte, pero a pesar del panorama desalentador y las marcadas diferencias entre su hogar con su familia en el centro de Tuxpan y la construcción de su nueva casa junto a su esposo en aquel lugar sin tantas comodidades, la historia de su nueva vida comenzó a escribirse.

El acuerdo entre ella y su esposo, fue trabajar duro, pues, aunque ambos eran humildes tenían un gran sueño juntos que culminaría con la construcción de una capilla para agradecer a Dios todas las oportunidades otorgadas.

Una vez concluida la construcción de su casa, fue entones que, con los materiales sobrantes, unas cuantas varillas y la ayuda de un joven oaxaqueño comenzaron a trabajar en el proyecto. Sin embargo, la réplica fue construida en la parte que algún día sería banqueta, una situación que jamás se imaginaron les tocaría ver, pero el 16 de mayo de 2019 con la construcción del libramiento y con las firmas de algunos vecinos a favor de desaparecer la estructura, esta fue demolida.

Fueron 28 años los que esa capilla fue parada para muchas personas, entre ellas la clase trabajadora que a su paso se detenían para persignarse y agradecer a Dios por el inicio de una nueva jornada laboral, estos fueron los primeros en extrañar la demolida construcción.

Doña Irene, pensó que ahí terminaría el sueño de la réplica, pues ya no tenía ganas de iniciar una nueva construcción, sin embargo, fue sorprendida cuando el mismo Ayuntamiento de Tuxpan, regreso para decirle que volverían a construir la réplica de la catedral, que eligiera el espacio que le daría dentro de su hogar. 

El 23 de mayo de 2020 la réplica de la catedral fue reconstruida y ahora es parte de la barda de su hogar y se encuentra dentro del terreno de doña Irene, pero con vista hacía el libramiento para que los trabajadores sigan pasando a agradecer a Dios por un nuevo día. 

En esta ocasión el encargado de vigilar los trabajos de la estructura fue el pintor Amado Flores Procopio, quien durante esta administración municipal ha trabajado en los murales bajo el puente de Tuxpan, y las escaleras del Callejón del Niño Perdido.

La nueva replica luce con las donaciones que algunos vecinos realizaron para que tome la forma de catedral desde la fachada hasta el interior, mientras el esposo de doña Irene y sus hijos trabajan en el mantenimiento, además de pulir algún detalle que requiera.

Al transitar por el nuevo Libramiento, los seguidores de RTN7 Noticias nos solicitaron que escribiéramos sobre esta historia. Si conoces alguna historia que pienses que debe ser contada contáctate con nosotros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Tu nombre por favor