Oskar Arngarden, un sacerdote sueco, ha causado sensación en redes sociales, al romper todos los estereotipos que se tenían de los padres católicos.

Suecia.- Oskar Arngarden, un sacerdote sueco, ha causado sensación en redes sociales, al romper todos los estereotipos que se tenían de los padres católicos.

En su cuenta personal de Instagram, en la está identificado como ‘crossfitpriest (sacerdote croosfit)’, Oskar, publica sus entrenamientos, además de otras actividades diarias.

Sin embargo, lo que causó sensación, fue el escultural cuerpo que el sacerdote presume en cada uno de sus levantamientos de pesas. Lo que le ha dado más de 56 mil seguidores en Instagram.

Con 35 años de edad, el padre Oskar, ha demostrado que con la misma disciplina con la que lleva a cabo su religión, también lo hace en el gimnasio a la hora de hacer crossfit.

Sus imágenes han recibido miles de comentarios, desde los que halagan su figura, hasta los críticos que no aceptan que una persona religiosa se pueda dedicar de esa manera a su cuerpo.

Pero el sacerdote no se deja llevar por los comentarios negativos y continúa con su labor religiosa y con sus ejercicios de crossfit.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Tu nombre por favor