La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) y el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi) acordaron la realización de la Encuesta Agropecuaria (ENA) 2019. La dependencia federal afirmó que este instrumento es un “insumo fundamental” para las políticas públicas de rescate del campo mexicano.

El presidente del Inegi, Julio A. Santaella Castell, informó que la ENA 2019 se levantará del 24 de octubre al 29 de noviembre, con la participación de mil 400 personas en campo que harán entrevistas directas a productores de más de 69 mil unidades de producción para captar una muestra de 79 mil productos (considera su repetición) en 24 mil 498 localidades de mil 663 municipios de todo el país.

La Sader detalló que el acuerdo establece que la encuesta considere 29 productos: 24 cultivos agrícolas, entre ellos el aguacate, alfalfa, amaranto, arroz, cacao, café, calabaza, caña de azúcar, cebolla, chile, fresa, frijol, jitomate, limón, maíz grano blanco y amarillo, mango, manzana, naranja y plátano, así como cinco pecuarios: bovinos, leche, porcinos, aves de corral y huevo.

Señaló que la versión 2019 se ajustó también hacia los pequeños y medianos productores, con la asignación de la muestra suficiente para ellos equivalente al 68 por ciento del total de los casos a levantar.

Las coberturas serán nacional para 29 productos por tamaño de productor (pequeños, medianos y grandes), y por entidad federativa, para los principales productos de cada estado, y permitirán derivar estimaciones estadísticas válidas para 308 subconjuntos (dominios de estudio), conformados por la combinación entre entidad federativa, tamaño del productor y superficie de la unidad de producción.

La ENA 2019 abordará 15 temáticas sobre características estructurales de las Unidades de Producción y permitirá actualizar, a través de 579 variables que comprende su cuestionario, el conocimiento de su nivel de tecnificación, formas de producción, acceso a servicios financieros, uso de tecnologías informáticas y de comunicación, así como de las problemáticas que enfrentan, entre otras.

La Sader indicó que el levantamiento de la encuesta optimizará el uso de los recursos públicos, al aprovechar la vigencia de la Actualización del Marco Censal Agropecuario (AMCA) realizada a finales de 2016 y reforzada con información de la ENA 2017.

La obtención de información a través de dispositivos móviles reducirá los plazos de su procesamiento y análisis, por lo que sus primeros resultados estarán disponibles en mayo de 2020, dos meses antes de lo previsto. Víctor Villalobos Arámbula, titular de la Sader, reiteró que esta información será un instrumento importante para la toma de decisiones en políticas públicas, programas y acciones que tengan un mayor impacto en el sector agropecuario y pesquero