Recientemente comenzó a circular una imagen que señala que en este 2021 todos pueden volver a usar su calendario de 1993 y efectivamente, es cierta.

Este año puedes reutilizar los calendarios de 2010, 1999, 1993, 1982, 1971, 1965, 1954, 1943, 1937, y 1926. (utiliza el calendario de tu computadora para comprobarlo)

Esto se debe a que México es uno de los países que se rige por el calendario gregoriano, el cual es utilizado en casi todo el mundo, este calendario tiene la particularidad de que cada 28 años se repite.

De tal forma que puedes desempolvar tus calendarios viejitos y utilizar aquellas agendas que te habías negado a desechar porque te costaron muy caras.

El calendario «Gregoriano» es una herencia del Imperio Romano y sin dudas es uno de los grandes hechos que cambiaron la existencia del mundo tal como lo conocemos.

De acuerdo a la historia fue Julio César el precursor de un calendario del entonces llamado Juliano, ya que tomó control sobre el caótico calendario romano.

El César desarrolló un nuevo calendario de 364 días y un cuarto, el que se aproximaba mucho más que el anterior sistema a la duración del año, este calendario tenía normalmente 365 días pero incluía un día adicional cada cuatro años. Este día era añadido antes del 25 de febrero cada año.

Aunque el calendario desarrollado por Julio César había sido el más preciso hasta el momento, no era lo suficientemente preciso porque el año tropical no dura 365 días y 6 horas, sino que dura aproximadamente 365 días, 5 horas, 48 minutos y 46 segundos. Por lo tanto, el calendario de Julio César difería por 11 minutos y 14 segundos. Lo que parece ser una diferencia mínima no lo era, ya que cada 128 años estos minutos se convertían en un día completo.

Fue en el año 1572, cuando Ugo Boncompagni se convirtió en el Papa Gregorio XIII. Este nuevo Papa mostró su desconformidad con el calendario de aquella época, ya que una de las fechas más importantes para la Iglesia Católica no estaba correspondiendo con las estaciones del año.

Una vez que el Papa Gregorio XIII decidió arreglar el calendario, y así surgió el calendario Gregoriano que seguiría teniendo 365 días con un día adicional cada cuatro años, pero no habría años bisiesto en los años terminando en “00”, a menos que estos años fueran divisibles por 400.

Por lo tanto, los años 1700, 1800, 1900 y 2100 no serían años bisiestos, pero el año 1600 y 2000 sí serían años bisiestos.

Este cambio fue tan preciso que los científicos al día de hoy simplemente tienen que agregar algunos segundos al reloj para que el calendario siga coincidiendo con el año tropical.

Sin embargo, no podremos reciclar siempre los calendarios ya que esta particularidad tiene un «tope», ¿el motivo? los años bisiestos.

Esto debido a que el ciclo del calendario de 28 años funciona bien mientras se mantenga el ciclo de cuatro años de los años bisiestos. Sin embargo, en el calendario gregoriano que usamos, no son años bisiestos a menos que sean divisibles por 400. Entonces, 1900 no fue un año bisiesto, 2000 sí fue un año bisiesto, mientras que 2100 no será un año bisiesto. Ahora estamos en medio de una larga secuencia ininterrumpida de años bisiestos de 490 a 2096, pero luego, en 2100, el ciclo del calendario de 28 años se romperá.

Tu calendario de este año podrá ser reutilizado en 2027, 2038, 2049, 2055, 2066, 2077, 2083, 2094, 2100, 2106, y 2117.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Tu nombre por favor