El profesor Pedro Pérez Luna, originario de la Sierra Norte del Estado de Puebla, tradujo a la lengua totonaca la famosa obra del escritor Antoine de Saint-Exupéry, “El Principito”.

Xa’ púxku’ a’ktsú qa’wa’sa es como se escribe el título en lengua indígena Totonaca y que ahora se considera como una obra única en su tipo alrededor del territorio nacional.

Imagen Periódico Central

Con la inspiración de sus padres, quienes no eran bilingües, el autor decidió viajar al municipio de Huehuetla para comenzar sus estudios, lugar donde comenzó a hablar español alrededor de los 12 años. Fue en esta etapa que Pérez Luna tuvo oportunidad de acercarse a los libros, de los que, a pesar de no entender una sola palabra, pudo guiarse a través de los dibujos, entre los que halló la obra del aviador Antoine de Saint-Exupéry.

«Mi padre me dijo que los totonacos podemos hablar con los animales, lo que ayuda a los lectores a comprender más la historia, tal como lo hacía El Principito», dijo Pedro.

El totonaco es una lengua que se encuentra en peligro de sustitución lingüística por el español a pesar de ser un idioma a la altura del inglés o alemán. Es por ello que Pedro Pérez Luna, originario del municipio de Huehuetla en la Sierra Norte de Puebla, invirtió un año de su vida para realizar este trabajo de traducción.

Imagen Periódico Central

 Fue gracias a la Alianza Francesa de Puebla y al Centro de Estudios Mexicanos y Centroamericanos, que la obra de este poblano vio la luz en la capital, tras sus exitosas presentaciones alrededor del país.

Fue en el 2009 que comenzó su trabajo de traducción, primero de manera literal y después haciendo las adaptaciones respectivas tras jornadas de ardua revisión por parte del Doctor Guillermo Gallardo Cruz y otro grupo de escritores totonacos que revisaron la obra para reescribirla y continuar así con un lapso imparable de perfeccionamiento, por lo que para el año 2010 ya existía el borrador de la primera traducción en lengua originaria mexicana de “El Principito”.

A pesar de que la obra fue considerada como un libro infantil por la manera en que está escrito, se trata realmente de una crítica de la adultez en torno a situaciones como la soledad, la pérdida y el amor. La obra se aleja de conceptos que piden ser abordados desde la cosmovisión Mesoamericana, por su origen europeo e incluso africano, pues la historia cuenta con fundamentos en la filosofía basada en términos universales.

El Principito es la obra más famosa del autor francés Antoine de Saint-Exupéry y fue escrito en 1943. Es el libro galo más leído y el que cuenta con más traducciones en lenguas e idiomas de todo el mundo.

Con información de Periódico Central

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Tu nombre por favor