¡Hola lectores! Después de pensarlo mucho decidí iniciar esta columna, como su nombre lo dice soy una chica y de vez en cuando me encuentro con arenas muy blandas, otras movedizas y unas arenas muy duras, de ellas les escribiré.

Les advierto que en ocasiones seremos serios, en ocasiones hablaremos de temas divertidos y en ocasiones meditaremos sobre la inmortalidad del cangrejo, porque nada nos limita a tener una sola temática, existiendo tantas.

Hoy iniciamos con un tema serio para ti y tu cartera; y es que el SARS-CoV-2 no sólo demostró que ningún país estaba preparado para afrontarlo, sino que tu economía tampoco lo estaba. Se dice que en octubre habrá un rebrote de esta enfermedad, que se verá compartiendo espacio con la influenza.

Así que te voy a dar unos consejos para que no te agarre desprevenido la segunda vuelta y cuides muy bien tus pesitos mexicanos:

En estos momentos los costos de algunos productos de salud están recobrando su normalidad, así que si puedes compra cubrebocas, gel antibacterial, caretas y alcohol de 70 grados para que tengas disponible, es el momento recomendable.

No compres mucho, sólo lo suficiente para ir a tu trabajo o a realizar actividades necesarias. ¡No bajes la guardia, esto no se ha terminado!

Si eres trabajador ¡Cuida tu salario! Verás es importante que cuides tu salud ya que de enfermarte tal vez la influenza y el covid-19 sean benevolentes contigo, pero tu economía no, esa sí te pasara factura por haberte enfermado.

 La Ley del Seguro Social en su artículo 96 dice que:

“En caso de enfermedad no profesional, el asegurado tendrá derecho a un subsidio en dinero que se otorgará cuando la enfermedad lo incapacite para el trabajo. El subsidio se pagará a partir del cuarto día del inicio de la incapacidad, mientras dure ésta y hasta por el término de cincuenta y dos semanas.”

El Covid-19 es una enfermedad general por lo tanto no es profesional, lo que quiere decir que no te pagaran los tres primeros días por estar incapacitado y los días restantes te los pagaran al 60 por ciento de lo que cotizas diariamente para el IMSS.

Esa parte del 60 por ciento lo dice el artículo 98 de la Ley del Seguro Social:

“El subsidio en dinero que se otorgue a los asegurados será igual al sesenta por ciento del último salario diario de cotización.”

Repasemos “Al 60 por ciento de lo que cotizas diariamente para el IMSS”, ¿Tu sabes con cuánto te tiene cotizando tu patrón ante el IMSS? Este punto lo tienes que revisar bien con lupa.

De acuerdo al artículo 28, » los asegurados se inscribirán con el salario base de cotización que perciban en el momento de su afiliación, estableciéndose como límite superior el equivalente a veinticinco veces el salario mínimo general que rija en el Distrito Federal y como límite inferior el salario mínimo general del área geográfica respectiva”

Es por ello que es importante que revises con cuanto te tiene cotizando tu patrón, ya que, si te llegas a enfermar por una enfermedad general, bueno no te pagaran los cinco mil pesos que tú estás acostumbrado a percibir cada quincena, lo que dañara tu económica y te pondrá los pelos de punta y tus acreedores no dejaran de acosarte.

Así que ¿dónde puedes buscar esta cifra?, bueno, puedes hacerlo a través de la página www.imss.gob.mx  busca “Conoce tus Semanas Cotizadas en el IMSS”, para descárgalas, necesitas tu número de seguridad social, tu curp y un correo electrónico, selecciona que te  otorguen las semanas con detalle, de esta forma  podrás ver  con cuanto te tienen cotizado; o puedes pedirle al patrón una copia de tu alta más reciente ante el IMSS y ahí debe de estar escrita la cantidad.

Tener bien vigilado este punto también servirá para tu retiro en la vejez, porque la verdad es que hierba mala nunca muere y llegarás a viejo. ¡Entonces llega con dinero, al menos!

Es importante que cuando inicies un trabajo verifiques que efectivamente tu patrón ya te dio de alta ante el IMSS porque aquí viene el otro punto para que tengas derecho al pago de tus incapacidades:

Artículo 97. “El asegurado sólo percibirá el subsidio que se establece en el artículo anterior, cuando tenga cubiertas por lo menos cuatro cotizaciones semanales inmediatamente anteriores a la enfermedad. Los trabajadores eventuales percibirán el subsidio cuando tengan cubiertas seis cotizaciones semanales en los últimos cuatro meses anteriores a la enfermedad”

Cabe señalar que “El trabajador eventual es la persona física que es contratada para labores de siembra, deshije, cosecha, recolección, preparación de productos para su primera enajenación y otras de análoga naturaleza agrícola, ganadera, forestal o mixta, a cielo abierto o en invernadero. Puede ser contratada por uno o más patrones durante un año, por períodos que en ningún caso podrán ser superiores a veintisiete semanas por cada patrón. En caso de rebasar dicho período por patrón será considerado trabajador permanente.”

Estas son las condiciones que debes cumplir para el pago de tus incapacidades, sino las cumples pues no habrá pago de incapacidades si te enfermas, es por ello que es de vital importancia que estés muy pendiente cuando tú patrón te de alta en el seguro social.

Para vigilar que realmente lo hizo, puedes descargar en tu celular la aplicación IMSS Digital y ahí revisar diariamente que estés Vigente.  Y otra vez DIARIAMENTE porque el patrón puede darte de alta hoy y darte de baja una semana después y tu ni darte cuenta, ¡no te confíes!

Hasta aquí dejamos esta primera parte de cómo cuidar tu economía familiar, en la siguiente entrega te diremos que debes hacer para que el IMSS te deposite tus incapacidades en tu cuenta bancaria, ya que esta institución está avanzando mucho en materia digital y tú debes estar al tanto de los cambios.

Si te gusto dejame tu comentario, sino te gusto pasa de largo. Nos vemos el próximo lunes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Tu nombre por favor